La integración sensorial es la capacidad del sistema nervioso central de interpretar y organizar la información que proviene de los órganos sensoriales. Esta información es analizada y utilizada para entrar en contacto con nuestro ambiente y responder adecuadamente a los retos del día a día.

Los sentidos son la base de nuestro aprendizaje. Gracias a ellos tenemos información sobre nuestro propio cuerpo y sobre el exterior. Cuando alguno de estos sistemas no están modulando o procesando la información apropiadamente podemos encontrar desórdenes de integración sensorial. Esto repercute en la vida diaria y el desempeño del bebé y el niño/a que puede presentar algunas de estas características:

– Hipersensibilidad al tacto, movimiento, luces o sonidos.
– Hiporreactividad sensorial.
– Dificultades en el sueño y la alimentación.
– Nivel de actividad inusualmente alto o bajo.
– Problemas de coordinación, equilibrio y motricidad.
– Retraso en el lenguaje, habilidades motoras o rendimiento académico.
– Pobre organización del comportamiento, rabietas.
– Baja autoestima.

El Terapeuta Ocupacional especializado, evalúa e interviene en todos los sistemas sensoriales (propioceptivo, vestibular, táctil, auditivo, gustativo, olfativo y visual) para conseguir respuestas adaptativas en el entorno y las actividades diarias del niño/a.

En AMIRAX trabajamos para mejorar las capacidades de bebés y niños/as con dificultades en su desarrollo, la modulación y procesamiento sensorial, proporcionando una evaluación e intervención especializada por nuestros profesionales y siempre teniendo en cuenta las dudas y el apoyo necesario a los padres.

“Nada hay en la mente que no haya estado antes en los sentidos” Aristóteles.

Pin It on Pinterest